Y es por eso que dibujo.

Imagínate mudo. Sin poder decir palabra alguna. Sin poder expresar tus necesidades, tus anhelos, tus miedos. Esa frustración que te invade cuando necesitas gritar y no sale la voz. Ese sueño de impotencia donde no puedes moverte y solo caes al vacío, de cual despiertas, aliviado pero invadido de miedo. Ese sudor frío que persiste … Continúa leyendo Y es por eso que dibujo.